Ir al contenido principal

WhiteChoc Xperiences #002 Crepería 42

Nuestro equipo se ha trasladado el corazón de La Rioja para desentrañar todos sus blancos misterios. Nuestra primera parada ha sido la Crepería 42, situada en el corazón de Logroño.

La fachada de local, esta mañana, durante nuestra visita

Dentro de la carta del local, había varias opciones que incluían chocolate blanco. Normal, helado y batido, así que, como no podía ser de otra manera, hemos decidido probar todas :p Comenzamos con la especialidad de la casa, los creps. Hemos escogido un crep de dulce de leche, fresas, nata, y helado de chocolate blanco, que ha llegado en una excelente presentación.


La combinación ha resultado gratamente satisfactoria. El intenso sabor del dulce de leche combina con la suavidad de las fresas, y por suerte, la bola de helado de chocolate blanco viene aparte, y puedes combinarla a tu gusto para que no quede eclipsada por algún otro sabor. De esta manera, te aseguras poder combinarlo no sólo el dulce de leche, sino con otros ingredientes todavía más agresivos, como el caramelo, la nutella o el mismísimo chocolate negro.

Pero vamos a lo que nos interesa, ¿cuánto aporta ese helado de chocolate blanco? ¿Cuál es su calidad? Antes de responder, os dejamos con un plano detalle de la bola.


Es quizás un poco triste tener que decir esto, pero lo mejor que podemos decir de este helado es que realmente sabía a chocolate blanco. El helado es una de las formas más complicadas para mantener el sabor de este, nuestro gran ingrediente, y por eso queremos poner en valor que lo hayan conseguido. No es maravilloso ni demasiado intenso, pero realmente sabe a chocolate blanco, y nos alegramos mucho por ello, pues estamos acostumbrados a que no sea así.

La siguiente especialidad del local eran los gofres, donde hemos escogido una combinación que incluía gofre de chocolate blanco, fresas y helado de frambuesa.


Sin duda, esta ha sido la mejor experiencia de todas. El chocolate blanco era una calidad excelente, y tanto las fresas como el helado que lo acompañaban también. Además, nos ha sorprendido gratamente la calidad del propio gofre, pues nuestras expectativas están muy altas en ese sentido. No llega al nivel de lo visto anteriormente, pero da la talla perfectamente y es muy disfrutable.

Saborear esta delicatessen ha sido una auténtica WhiteChoc Xperience, así que, queremos dejaros con un plano detalle de chocolate blanco bañando las fresas y la masa del gofre, para que empecéis a planear vuestra visita.


Por último, tenemos el batido de chocolate blanco, acompañado con nata y sirope de fresa. La presentación no destacaba como en los anteriores productos, pero quedaba probarlo, que es lo más importante.


Lamentablemente, debemos confesar que este batido ha sido una completa decepción. Su sabor a chocolate blanco era completamente inexistente. Parecía un simple vaso de leche con nata y sirope de fresa, que era lo único que conseguía darle algo de sabor. Sin embargo, no el sabor que buscábamos precisamente.


En conclusión, una buena experiencia lastrada por un último producto mediocre y totalmente prescindible. Dada la calidad, tanto en sabor, como en presentación, de los dos primeros productos presentados, pensamos que, simplemente, elaborar un batido de chocolate blanco de calidad es una gesta demasiado complicada para este local, pero esperamos volver algún día y que lo hayan conseguido.
  • Nombre del lugar: Crepería 42
  • Localización: Avenida Gran Vía Juan Carlos I 42, 26001 (Logroño)
  • Estado actual: En circulación
  • Valoración general de la experiencia: ACEPTABLE


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

WhiteChocXperiences #005 Kinder Schoko-Bons White

Llegó la hora de empezar con productos concretos cuya base o versión es el chocolate blanco. Podríamos haber empezado con algún producto antiguo que ya llevara tiempo en circulación, pero tras encontrar esto, no hemos podido resistirnos, además de por otro motivo que comentaremos más abajo. Os presentamos la versión de chocolate blanco de los Kinder Schoko-Bons ^^



Esta vez, la cosa está complicada, porque los Schoko-Bons normales de chocolate con leche ya son una delicia. Será duro ver cómo arruinan un producto así, en caso de que no hayan sabido producir bien está versión, pero como los hayan hecho bien, esto puede ser la chocolatina definitiva.

Tras examinarlos, vemos que tanto por fuera como por dentro mantienen el aspecto del original, cambiando sólo la cubierta. Chocolate, leche, y pedacitos de avellanas. Es la hora de averiguar si su sabor es igual de increíble que los originales.

Los acabamos de probar, además dos miembros del equipo al mismo tiempo, y coincidimos. No son iguales.…

Introducción

Hola, y bienvenid@ a WhiteChoc Xperience,


Este es un site nacido por y para el chocolate blanco, esa variante sublime del chocolate que se produce a partir del aceite de theobroma, que no es otra cosa que la grasa natural del cacao.

Pero ese placer irresistible tiene también un lado oscuro. El chocolate blanco es, sin duda, uno de los ingredientes más complicados de sacar partido. Una mala calidad de la materia prima, o incluso un error en la elaboración, pueden echar por tierra todo el esfuerzo, y convertir aquello que podría haber sido un gran manjar, en un simple bocado, puede que poderosamente dulce y cargante, pero sin personalidad.
Prueba de ello son todos los productos de chocolate blanco que han proliferado en los últimos años. Comprar cualquiera de ellos supone un gran riesgo, pues no sabes lo que te vas a encontrar. Sólo hay dos opciones, una orgía en tu boca, o una completa decepción, acompañada de un profundo sentimiento de estafa.


Además de eso, el chocolate blanco cuenta con…

WhiteChoc Xperiences #001 Gofrería Los Churros

La gofrería Los Churros, situada en pleno centro de Bruselas, muy cerca de la Grand Place, es un modesto local que se dedica a la repostería, especializado en un producto estrella de Bélgica, y otro de España, pues vende gofres y churros por igual.



Lo que no sabe mucha gente, es que, en un espacio tan pequeño se esconde un gran secreto...
Al iniciar el viaje a Bélgica, partía con la idea, erróneamente, de que todos los gofres que iba a encontrar iban a estar deliciosos, me inundarían de placer y serían inigualables en cualquier otro lugar.
La gofrería de los churros fue una primeras que probé, y me hizo pensar que estaba en lo cierto. Nunca pude imaginar que un simple gofre con chocolate blanco, sin más añadidos, pudiera ser algo tan perfecto. Al dar el primer bocado, mi cuerpo se paralizó por completo. No podía despegar la mandíbula del placer que estaba sintiendo. El chocolate blanco era excelente, intenso, dulce... En definitiva, de una gran calidad, pero no era sólo eso. El gofre en …